Sobrepeso también en la mochila digital

Todo hacía suponer que la llamada mochila digital iba a ser la respuesta a la obesidad de la mochila física de nuestros estudiantes; pero lo cierto es que esto no solo no termina de ser así, sino que dicha mochila digital ya empieza a verse afectada por la misma sintomatología.

En el caso de la mochila digital, evidentemente, no es tanto un problema de sobrepeso como de saturación. El éxito de la Web 2.0 en el ámbito educativo ha favorecido el desarrollo de una amplia oferta en recursos web, herramientas, aplicaciones, etc. No ponemos en duda que esta tecnología se ha convertido en una potente herramienta de apoyo a los procesos de enseñanza y aprendizaje; pero, por otro lado, tenemos indicios de que tal sobreabundancia de recursos puede volverse en su contra.
Hemos observado que en un mismo grupo de alumnos, distintos profesores recomiendan diferentes herramientas o aplicaciones para realizar la misma función. Los alumnos tienen que crear diferentes usuarios y memorizar listas de contraseñas de diferentes servicios que sirven para lo mismo. Algunos alumnos y alumnas ya han comenzado a mostrase recelosos cuando el profesor o profesora les invita a probar una nueva aplicación…
Se hace necesario adelantarnos a estas situaciones y establecer mecanismos y criterios que las eviten. Mi propuesta se concreta en la coordinación de los Equipos Educativos en torno a una herramienta como Symbaloo EDU para la elaboración de un webmix de symbaloo  a partir de unos criterios previamente acordados, basados en la facilitación del acceso y la simplificación de recursos, evitando la duplicidad de servicios y la sobresaturación del alumnado.

El webmix resultante de cada grupo, flexible y revisable, quedaría enlazado en la web del centro para una mejor accesibilidad.

Un segundo paso consistiría en guiar al alumnado en la elaboración de su propio Entorno Personal de Aprendizaje (PLE) utilizando la misma herramienta.

Curso Symbaloo Edu

@fcaslea

BanCoCo puesta en marcha (2ª parte): ConoMarket

Reto 3ª semana: poner en práctica el mercado de conocimientos. 

En una entrada anterior, en este mismo blog, titulada BanCoCo puesta en marcha (1ª parte), evidenciábamos y dábamos cumplida cuenta de los pasos que habíamos ido dando en el proceso de creación y puesta en marcha de nuestro proyecto BanCoCo. Esta entrada constituye la 2ª parte de ese proceso y en ella evidenciamos, describimos y valoramos la parte final del mismo y esbozamos las líneas de trabajo que se nos platean de cara al futuro.

Celebración de los primeros encuentros: Conomarket BanCoCo.

Tras completar las tablas de encuentros, en las que relacionábamos ofertas y demandas de conocimiento, pudimos observar que algunas de ellas las podríamos resolver durante los recreos, favoreciendo el encuentro personal entre ofertantes y demandantes, o mediante la elaboración de videotutoriales; otras, dado que eran varios los interesados, podrían ser resueltas mediante la convocatoria de  talleres y, en algún otro caso, tendríamos que recurrir a la socialización hacia afuera y gestionarlas con la participación de expertos ajenos al centro.

En este primer vídeo exponemos una muestra de algunos de estos encuentros celebrados en los recreos:

Este otro vídeo nos lo remitió una de las participantes:

De esta manera hemos podido dar respuesta a algunas (20%) de las solicitudes y peticiones registradas en BanCoCo. En la última semana del curso tenemos previsto desarrollar varios talleres, uno de ellos impartido por un profesional ajeno al centro, con lo que habremos dado respuesta a una parte importante de los encuentros planificados, aunque no a la totalidad de los mismos.

Valoración del ConoMarket y del desarrollo del proyecto hasta la fecha.

Tras la celebración del ConoMarket, el 18 de mayo invitamos a algunas de las alumnas participantes a realizar, con nosotros, una valoración de los encuentros celebrados. De sus aportaciones sacamos las siguientes conclusiones:

  • Les ha parecido una propuesta “innovadora”.
  • Se han encontrado con la posibilidad de aprender “un montón de cosas que nunca antes” se les había ocurrido aprender.
  • El hecho de tener un tablón físico donde colocar sus ofertas y demandas les ha permitido darse cuenta de todo el “potencial de conocimiento que hay en el centro”.
  • Pueden “aprender muchas cosas sin necesidad de ir a una academia y pagar dinero por ello”.
  • Les permite “entrar en contacto con otras personas del centro” con las que habitualmente no lo hacen y ni siquiera conocen.
  • Algunos demandantes de aprendizaje, especialmente los más pequeños, se han sentido cohibidos y  han renunciado a participar. Para evitarlo, y favorecer un clima de confianza, proponen que sean los propios ofertantes de la actividad los que se dirijan a los interesados para concretar el encuentro.
  • “Muchos alumnos no se han enterado de esta fase experimental y les habría gustado mucho participar”. Hay que mejorar la difusión del proyecto.

Resumimos la reunión en este vídeo.  El sonido no es bueno ya que se celebró durante un recreo y el ruido del ambiente se  coló por nuestros micrófonos con  fuerza. Lo sentimos.

Por lo que respecta a nosotros, al profesorado, más que implicado, enganchado en el proyecto, a medida que lo íbamos poniendo en marcha nos hemos podido  percatar de su verdadero potencial:

  • El alumnado ha de ser motor de la actividad, protagonista y corresponsable fundamental de la iniciativa
  • Hay demandas de aprendizaje que superan, enriqueciéndolo, el currículo de muchas de las áreas y materias y que podrían incluirse en las programaciones de los departamentos.
  • Tenemos que estar más atentos a los intereses de nuestro alumnado. Hemos podido constatar que sus aportaciones podrían perfectamente cubrir el Plan de Acción Tutorial y el Plan de Actividades Extraescolares y complementarias en un centro educativo.
  • Favorece la socialización en ambas direcciones: hacia el interior del centro y hacia la comunidad, lo que podría mejorar significativamente las relaciones del centro con las familias.
  • Puede ser una buena oportunidad para “romper” algunos esquemas organizativos rígidos típicos de los centros educativos.

El futuro de BanCoCo.

BanCoCo  nace con voluntad de continuidad y con ese horizonte seguimos retocándolo:

  • Contamos con el apoyo del futuro Equipo Educativo.
  • Estamos creando (con Wix) una web propia desde la que gestionar ofertas y demandas mediante formularios de Google.
  • Hemos creado un tablero de linoit y lo hemos incrustado en la web para que nuestro alumnado pueda seguir teniendo la referencia visual de  los post-it de colores.
  • Hemos creado una cuenta de Gmail y podemos disponer de nuestro propio Canal de YouTube desde el que compartir los vídeotutoriales que nos hagan llegar.
  • Estamos barajando la posibilidad de crear, con alumnado de bachillerato,  una App para la gestión de BanCoCo  desde los dispositivos móviles.
  • Hay posibilidades de colaborar con otros centros del distrito. Uno de ellos ya ha mostrado interés.

Continuará…..

@fcaslea. En colaboración con @mcarmenmaths, mi compañera del instituto en el MOOC.